Es curioso. Hace 20 años, incluso menos, nadie se hubiera hecho esta pregunta, pero ahora parece un interrogante casi obligatorio. ¿Necesita mi empresa una aplicación móvil? Nuestra primera respuesta comienza por un ‘depende’ y finaliza con un ‘compruébalo’. A veces, la mejor forma de hallarla es acudiendo a una consultoría especializada.

Al margen de esta apreciación, son muchos los aspectos que debes de tener en cuenta antes de apostar por el desarrollo de una aplicación. No es una tarea fácil, pues requiere la toma de decisiones, primero, y el desarrollo de una idea, después. Puede que ganes en productividad, en ventas, en fidelización… Pero no lo sabes. Todavía vives en el mundo de la probabilidad.

En este artículo hemos querido compartir contigo la definición de una lista de características que te pueden servir para descubrir si tu empresa necesita una aplicación móvil o no.

6 razones para comprobar si necesitas una App

Para atender este apartado queremos pedirte que reflexiones por un momento en las razones por las que te estás haciendo esta pregunta. Seguramente has notado algún elemento, por pequeño que sea, que podría mejorar dentro de tu negocio. Son muchas las razones por las que podrías estar necesitando un sistema de estas características. Así que te animamos a comprobar si te encuentras en alguna de estas circunstancias dentro de tu empresa:

  1. Estás ansioso por mejorar la calidad de tus servicios. Puede que estés llevando a cabo unas tareas perfectamente coordinadas entres sí y enfocadas en la consecución de tus objetivos. Pero tienes la mosca detrás de la oreja y algo te dice que una aplicación móvil podría ayudarte a mejorar la calidad de los servicios que ofreces. Todo depende del negocio que tengas.
  2. Necesitas gestionar acciones instantáneas. Sirvan de ejemplo las citas con los clientes. Está claro que las aplicaciones móviles permiten hacerlo de una manera mucho más rápida y eficiente, pues no encuentra barreras ni límites de ubicación y tiempo. Pueden ser utilizadas en cualquier momento y lugar.
  3. Sientes que tus acciones comerciales podrían mejorar. Todo es siempre mejorable y, con las Apps, las empresas han encontrado una manera de hacerlo. Te gustaría crear una presentación original y única de tu empresa, dar mayor visibilidad a tus casos de éxito, y aumentar la interactuación con los clientes en cualquier momento y lugar.
  4. Valoras el perfil Mobile y estás dispuesto a fidelizar a tus clientes con él. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, cada vez es más importante la atracción y la fidelización de clientes. Convertirlos en promotores de tu marca requiere trabajo y esfuerzo. Por eso, quizás se te haya ocurrido valorar la posibilidad de crear un perfil más tecnológico.
  5. Mejorar la comunicación interna. A veces, olvidamos que la agilidad de la comunicación interna es un punto fundamental para el buen funcionamiento de las empresas. Es la base de las buenas relaciones y una de las principales razones por las que las empresas se deciden, finalmente, a desarrollar una aplicación móvil. Estas son especialmente útiles cuando se trata de grandes equipos, donde la comunicación se vuelve más compleja.
  6. Quieren modernizarse. La modernidad camina a la par de los avances tecnológicos y científicos. Las aplicaciones forman parte de la tecnología y suele encajar en los últimos objetivos marcados por las organizaciones. Son conscientes de que estos sistemas forman parte de los avances que están a la orden del día.

¿Sigues sin sentirte identificada con ninguno de estos supuestos? ¿Todavía no sabes muy bien cómo definir tus razones? Si es así, en Occam podemos ayudarte a encontrarlas y a darles el lugar que se merecen.

Somos todo oídos.

Occam - contacto