Una ilusión, una idea o un diseño… El caso es partir siempre de una base abstracta, de un sueño que hacer realidad, de una ilusión que transformar, de una idea a la que dar forma. ¿Cuántas aplicaciones móviles han nacido de una idea? Probablemente todas. En su desarrollo intervienen multitud de aspectos, pero es en las fases iniciales donde cobra especial importancia la concepción de la idea en sí.

Antes de continuar…

¿Tienes una idea en mente? Si no sabes cómo convertirla en una realidad, este puede ser un buen momento para detenerse a pensar en ello.

¿Qué vale más?

Idea o equipo. Ambos ocupan un lugar crucial en el desarrollo de la aplicación móvil. Sin el primero sería prácticamente imposible la actuación del segundo, y viceversa. Por tanto, se trata de dos eslabones principales ante los que no podemos pasar desapercibidos en la creación de nuestra aplicación móvil. Los grandes expertos son partidarios de pensar que la idea no sirve de nada, pues lo que realmente importa es el equipo de personas que la llevan a cabo.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

La confianza, un factor imprescindible en la creación de tu App

Puede que te estés preguntando por qué la confianza puede ocupar un lugar importante en el desarrollo de aplicaciones móviles. Esto sucede cuando la depositamos en equipos de personas a quienes les damos la oportunidad de desarrollar una aplicación con nuestra idea. Es un momento en el que entre en juego el miedo al plagio de nuestra idea original. Por eso, a veces, incluso no describen la idea con total detalle. Este aspecto nos puede jugar una mala pasada, sobre todo por lo importante que resulta definirla con precisión. De lo contrario, no será posible crearla tal y como la imaginamos. Desarrollar una App con nuestra idea.

La protección de tus ideas

Contar cómo te gustaría que fuese tu proyecto no significa que este vaya a sufrir plagio. Sin embargo, muchos profesionales prefieren protegerla antes de compartirla, y para ello firman un Acuerdo de Confidencialidadcon quienes vayan a interactuar en el desarrollo. Al margen de esto, es fundamental elegir un equipo de profesionales con una amplia experiencia, pues serán los más indicados para desarrollar tu proyecto tal y como esperas.

Pese a todo esto, la propiedad intelectual de la idea es algo que preocupa mucho a las empresas o clientes. ¿Quieres un consejo? No te quedes de brazos cruzados por miedo y comienza a actuar.

¿Cuál es el siguiente paso?

Si ya tienes la idea, y si ya has elegido un equipo para desarrollar la aplicación móvil, el siguiente paso será elegir la plataforma: Android, iOS, etc. La primera de ellas es la plataforma de Google y la que cuenta con la mayor cantidad de usuarios. En el caso de iOS, su presencia es cada vez mayor en países desarrollados y también en vías de desarrollo. Una vez seleccionada la plataforma, quizás haya llegado el momento de crear la maqueta. Para ello, incluso, existen plantillas gratis y su creación es fundamental para modificar cualquier aspecto que consideremos necesario. Siempre será más sencillo cambiar la maqueta que la aplicación.

¿Damos el siguiente paso?

Tu idea está a punto de convertirse en una realidad, pero ahora es momento de determinar cuál va a ser su funcionalidad. Es la hora de determinar cuáles serán los datos que se obtendrán desde el servidor, los que se enviarán, los que se guardarán en el dispositivo, qué elementos del hardware se utilizarán, etc. Sin embargo, puede que todavía te encuentres en el eterno dilema: ‘¿cómo encuentro a un buen desarrollador?’.

No te preocupes. Existen expertos en desarrollo de aplicaciones móviles que están dispuestos a ayudarte. Si tienes alguna duda, recuerda que podemos ayudarte a resolverla.

“Las grandes ideas son aquellas en las que de lo único que nos arrepentimos es de que no se nos hayan ocurrido antes”.

Occam - contacto