Invertir en aplicaciones móviles parece haberse convertido en un caldo de cultivo perfecto para las empresas por varias razones. Y no es algo raro, pues teniendo en cuenta que “el 96,7% de los hogares españoles disponen de teléfonos móviles, un dato superior al 75,9% que cuenta con ordenador”, según INE, las aplicaciones móviles se convierten en una vía perfecta para llegar a los usuarios y clientes.

No hablamos de aplicaciones cualesquiera, sino de Apps corporativas que otorgan una serie de ventajas a las empresas de cara a su crecimiento.

Veamos de qué se trata.

Una oportunidad para captar nuevos clientes

Muchos especialistas están convencidos de que invertir en aplicaciones es sinónimo de invertir en crecimiento. Y no están equivocados. Gracias a su presencia en los dispositivos mediante las Apps, los servicios y la atención que prestan, muchas empresas han logrado crear y fortalecer un clima de confianza con los clientes. Y no solo eso, también han aumentado la atracción y la fidelización de estos.

Al margen de la cantidad de ventajas que podríamos mencionar sobre las aplicaciones móviles, queremos destacar el valor que aportan frente a las webs. No se trata de elegir uno u otro escenario, sino de complementarlos y hacer que caminen en armonía.

Además ¿sabes qué? Para un cliente no hay nada como buscar sus empresas y encontrarlas en una aplicación de su smartphone. El camino se vuelve mucho más sencillo y él te lo agradecerá.

La visibilidad que alcanzan las empresas mediante las Apps

A toda compañía y profesional le gusta sentirse reconocido en un mercado competente, un interés que aumenta aún más durante los últimos años debido a los avances tecnológicos. Estar presente en el mundo online ya no es una tarea compleja, sino sencilla. Pero esto hace que la mayoría de las empresas se lancen a la carrera por alcanzar las primeras posiciones en los buscadores de Google.

Las aplicaciones tienen mucho que ver con esto, pues son una herramienta que no solo facilita el contacto y la atención entre clientes y empresas, sino que también mejora la visibilidad. La relación con los usuarios se convierte casi en un acto instantáneo. Los clientes habituales ya están acostumbrados a buscar las Apps de sus empresas para acceder a ellas con mayor rapidez.

Y tú ¿ya cuentas con una App o todavía no te has decidido?

Los objetivos de las aplicaciones corporativas

Ni todas las Apps son iguales ni todas persiguen los mismos objetivos. Son muchas las compañías que cada año se lanzan a crear sus rincones tecnológicos. Unas lo hacen por sumarse a la innovación y mostrar una imagen actualizada, otras simplemente buscan mejorar la atención aprovechando el teléfono móvil como aliado, y otras buscan aumentar su visibilidad.

En cualquier caso, la App va a servir para mejorar el modelo económico de la empresa, su branding o imagen de la marca, y su eficiencia. Esto es algo que se consigue gracias a las ventajas que aportan los servicios en aplicaciones al mundo corporativo.

Tener una imagen de marca definida y consolidada que camina a la par de los objetivos de la empresa y que pone su foco en la mejora de la experiencia del usuario es uno de los objetivos principales de las empresas en la actualidad. La presencia online ya no es una opción, sino una obligación. Por eso, cada vez son más los profesionales que se lanzan a ello.

Si quieres saber más cosas de todo lo que te estamos contando, pídenos más información sin compromiso.

¿Estás preparado para dar el salto?

Occam - contacto