¿Ya has escuchado hablar de la experiencia de usuario? ¿A qué te suena? ¿Qué estás haciendo por mejorarla en tu empresa? ¿Cómo te gustaría cambiarla?

Interacción, producto y marca son 3 conceptos íntimamente relacionados con la experiencia de usuario. La interacción con un producto marca la experiencia que el internauta se llevará consigo para siempre. Él te recordará en función de su grado de satisfacción, así que trata de cuidar cada detalle.

Pongamos que esta vez la herramienta es una aplicación móvil, y que a su vez va a servir al cliente para interactuar con la empresa. ¿Qué crees que cambiará a partir de este momento?

¡Te lo contamos!

Qué tienen que ver las Apps móviles con la experiencia de los usuarios

Llámalos clientes o llámalos usuarios, pero llámalos. Al fin y al cabo, son quienes dan juego a tu empresa. Son ese eslabón que te permite subir. La guinda del pastel. Las aplicaciones móviles tienen mucho que ver con la experiencia que estos tienen con las empresas, y ¿sabes por qué?

Resulta que todas las marcas generan una experiencia de usuario por el simple hecho de que estos interactúan con sus productos o servicios. El problema viene cuando confundimos experiencia de usuario con usabilidad. ¡No caigas en la tentación!

Todos los factores y elementos relacionados con la interacción, los productos y los servicios influyen en la experiencia del usuario. Las aplicaciones móviles son para muchas compañías el lugar a través del que establecen la mayoría de las comunicaciones con el cliente. Por eso, nos atrevemos a hablar de la existencia de una relación entre ambos.

¿Qué ocurre cuando tu aplicación es usable pero no genera una buena experiencia de usuario? ¿Y cuando ocurre todo lo contrario?

Un producto usable con una gran experiencia de usuario

Esta es por excelencia la mejor opción, pero conseguirlo se convierta en un arduo trabajo para algunas empresas. Si alcanzan este nivel estarán generando experiencias exitosas, notorias, inigualables y con una proyección que se traducirá en beneficios. Las compañías basan sus aplicaciones en las necesidades de los clientes, en la atención y en el servicio de calidad. Por eso, centran sus experiencias en aspectos emocionales.

En la interacción del usuario con las marcas intervienen multitud de factores, desde el contexto hasta los individuos y el propio producto. La experiencia del usuario no es una cosa cualquiera, sino una manera idónea de lograr una perspectiva más amplia del uso y el consumo de las aplicaciones corporativas.

¿Podemos decir que este fenómeno tiene en consideración el comportamiento emocional del usuario? Piénsalo…

¿Qué debe tener mi aplicación para mejorar la experiencia del usuario?

Las marcas logran mejorar la experiencia de los usuarios mediante las Apps corporativas porque reciben una atención instantánea y más cercana, lo que influye en la confianza que depositan. Sin embargo, para que esto ocurra no sirve con crear una aplicación cualquiera, sino que esta debe tener un diseño acorde con los valores de la empresa, resumir e integrar los aspectos más importantes, simplificar los formularios, trabajar la velocidad de carga, evitar el almacenamiento de datos personales, cumpliendo con la normativa vigente en la materia (RGPD), y realizar un testeo de usabilidad previo.

¿Te sientes preparado para mejorar la práctica de los usuarios con tu negocio?

Cientos de personas están ahí afuera esperando disfrutar de una práctica única con tus productos y servicios. Puedes ser más competitivo y atraer tantos clientes como quieras, porque tú eres el conductor que maneja el vehículo de tu marca.

Crea tu App, pero hazlo de manera profesional.

Occam - contacto