¿Qué es lo primero que piensas cuando decides elegir un sistema operativo? ¿En qué te fijas? ¿Qué valoras en tu elección? ¿iOS o Android? ¿Android o iOS?

Es sorprendente cómo ha cambiado el uso de los teléfonos móviles. Nada tenía que ver aquel Motorola Dyna TAC 8000X con los teléfonos de hoy. Sin embargo, fue este quien desencadenó toda una vida de fenómenos y tendencias en la telefonía móvil. Fue el primer celular de la historia, independientemente de cuándo se realizó a primera llamada telefónica. Y hoy, varias décadas después, nadie puede imaginarse una vida sin su presencia.

Hace tiempo que la inteligencia entró en escena en el mundo telefónico. Aplicaciones, sistemas operativos, experiencias de usuario, pantallas completas… Un mundo de novedades se ha desencadenado a raíz del teléfono móvil. La tecnología, la ciencia y la informática tienen mucho que ver con esto. En este post queremos mostrarte el reflejo de una historia de dos: usuario y dispositivos móviles.

¿En qué te fijas a la hora de decidir el sistema operativo?

En la actualidad, cuando una persona decide comprarse un teléfono móvil, ya no se fija en la capacidad para realizar llamadas, en si incluye un bloc de notas, o en cuántos contactos puede almacenar en la agenda. Nada de esto resulta especialmente innovador. Lo que verdaderamente importa es la calidad de las aplicaciones que podrá descargar, su usabilidad, las posibilidades que ofrece, etc.

Parece que las aplicaciones móviles se han convertido para muchos usuarios en el plato fuerte de su elección a la hora de decantarse por un sistema operativo. Existen, incluso, algunos fenómenos que lo demuestran. No obstante, las preguntas que hoy te hacemos son: ¿por qué crees que sucede esto? ¿Por qué los usuarios valoran tanto las aplicaciones móviles?

La respuesta a estas preguntas se encuentra, principalmente, en la cantidad de funciones que permiten realizar. Forman parte de nuestra vida diaria y las utilizamos casi para cualquier cosa: enviar un mensaje, observar los movimientos en nuestra cuenta bancaria, pedir una cita en el médico, etc.

La evolución de los sistemas operativos

Hoy en día, prácticamente nadie consideraría un teléfono como un dispositivo de calidad si no incluye un sistema operativo. Lo mismo ocurre con los ordenadores. Por eso, el magnate de los negocios Steve Jobs dio el pistoletazo de salida con el lanzamiento del iPhone y la primera versión de iOS en 2007. Primero fue iOS 1, después llegó iOS 2 en 2008, iOS 3 en 2009… Así hasta llegar a iOS 10.

En el escenario de los sistemas operativos no podíamos irnos sin hablarte de Android, el sistema más utilizado por los usuarios. Sirvan de ejemplo los más de 2.000 millones de dispositivos que lo incluyen. Parece que 2007 fue el año en el que comenzó a gestarse, aunque fue en 2008 cuando se creó la “primera versión estable de Android”. Este sistema comenzó con la versión 1.0 y ha alcanzado el punto 8.0.

Una evolución en toda regla.

¿Cómo miden el éxito de los sistemas operativos?

Posiblemente, en este punto convenga volver a mencionar las aplicaciones. En general, la población no conoce con exactitud todas las funcionalidades de los sistemas operativos, sobre todo porque se trata de aspectos muy técnicos. En cualquier caso, su decisión de compra viene de la mano de las aplicaciones que incluye y las que puede incorporar.

En definitiva, se trata de una decisión que depende de precios, calidad y otros factores, pero donde las aplicaciones móviles han encontrado un peso esencial en la balanza de la decisión. Por tanto, esto refleja la importancia que cobran las aplicaciones móviles en la sociedad actual.

¿No crees?

Occam - contacto