Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Las 4 fases del Inbound Marketing

¿Qué queremos todos? Más clientes. ¿Y cuándo los queremos? Ahora.

Hablando de las 4 fases del Inbound Marketing, para recibir, primero hay que entregar. No vas a obtener clientes por el mero hecho de pedir un deseo o tener la página web más bonita del mundo. En Inbound Marketing ocurre exactamente lo mismo: para recibir visitas en tu website, publica contenidos de valor; para convertir extraños en leads, utiliza una landing page atractiva; para cerrar clientes, ofrece una experiencia personalizada; para fidelizarlos, cuídalos. Y así, sucesivamente. 

Si quieres atraer clientes potenciales, quédate en este post. Porque vamos a contarte cómo conseguirlo a través de una estrategia basada en contendidos relevantes para cada una de las etapas del recorrido del comprador.

No es magia, es Inbound.

 

4 fases de toda estrategia Inbound

Antes de que sigas, queremos recordarte qué es el Inbound Marketing. Es una metodología que combina técnicas de marketing y publicidad no intrusivas para contactar con el usuario al principio del proceso de compra y acompañarlo hasta la transacción final. ¿Cómo? A través del contenido adaptado a cada una de las fases y al perfil del usuario.

Ahora sí que sí. Nos proponemos abordar en profundidad un tema fundamental sin el que no podrías comprender al completo la metodología Inbound.

¿Tienes papel y boli a mano? Apunta:

  • Atracción de tráfico

Nuestro objetivo en esta fase es atraer y dirigir al usuario hacia nuestra página web para que encuentre información útil que le permita conocer y comprender su necesidad o problema. Para ello, vamos a utilizar distintas técnicas:

  • Marketing de contenidos. Es el vehículo a través del que enamoramos y entregamos valor al usuario. En él viaja información valiosa y es una herramienta muy útil para generar tráfico y ventas. Infografías, vídeos, posts, eBooks o whitepapers son algunos de los protagonistas en esta fase.
  • Distribución en redes sociales. El poder también está en las redes sociales. ¿Qué sería del contenido si nadie estuviera ahí para leerlo? Tu actividad en Facebook, Instagram o LinkedIn, los links que compartes, la biografía de tu perfil, etc., no solo te exponen, sino que influyen directamente en el posicionamiento de tus contenidos. A través de las redes podrás dar mayor visibilidad a tus posts, así como interaccionar con el público de forma directa.
  • SEO (Search Engine Optimization). Es el proceso de mejorar la visibilidad de tu sitio web en los resultados orgánicos de los buscadores. ¿Unos consejos? Respeta el branding como herramienta SEO, utiliza keywords en tus contenidos, añade una meta-descripción, utiliza textos extensos, cuida los links, no uses contenido duplicado, etc.
  • Publicidad. Aunque el posicionamiento orgánico es nuestro canal estrella, siempre podemos utilizar métodos de pago de publicidad online (PPC) de forma complementaria, para atraer más usuarios potenciales. 

El objetivo es ir rankeando nuestros contenidos en Google y dirigir a los usuarios hacia nuestra web. ¿Preparado para seguir avanzando?

  • Conversión a lead

En esta fase queremos poner en marcha el proceso de conversión de extraños o visitantes en leads u oportunidades de venta. Es decir, las visitas se convierten en registros y, como consecuencia, tenemos sus datos guardados en una base de datos. Esta información se logra a través de la oferta de contenidos relevantes que los usuarios pueden descargar a cambio de rellenar un formulario con sus datos. Lo ideal es pedir, como mínimo, nombre y dirección de email. Es aconsejable no poner demasiados campos, ya que esto podría generar rechazo en el usuario. Ahora que ya tenemos una base de datos con la información de nuestros leads, es el momento de ponerse a trabajar. Han descargado el contenido por algo y queremos descubrir por qué.

¡No tan rápido!

Has conseguido un número determinado de leads, pero eso no significa que todos se encuentren en el mismo punto de la compra. Puede que algunas oportunidades de venta estén más frías, otras más templadas y otras mucho más cerca de la venta. Vamos a descubrirlo con una fase previa de calificación y maduración de leads. Es decir, lead nurturing y lead scoring. El objetivo es calibrar en qué punto de la estrategia se encuentran las oportunidades de venta. Y en función de ello, entregar contenidos adaptados.

  • Cierre a cliente.

Lo que en un principio era solo un nombre y una dirección de correo electrónico, ahora es una oportunidad de venta preparada para convertirse en un cliente. Y para ello, podemos utilizar el CRM de HubSpot, el email marketing (o los workflows o flujos de automatización). ¡Son buenos aliados!

El workflow en una estrategia de Inbound Marketing consiste en limitar la atracción y conversión a leads para crear una base de datos de clientes potenciales. Después, los acompañaremos durante todo el ciclo de compra, educándolos y madurándolos, para que, en el momento indicado, les enviemos nuestra oferta comercial. 

  • Fidelización

No es el final, es el principio. Y dirás: entonces ¿por qué lo hemos colocado al final? Verás, el cierre de un cliente no es más que el principio de una relación a largo plazo que deberías cuidar como oro en paño. 

Después de todo el esfuerzo, el tiempo y el empeño puestos en la venta, no querrás que el cliente se olvide de ti. Es el momento de hacer que repita la compra siempre que necesite tu producto o servicio. O mejor aún, que te recomiende a otros clientes. Por eso, necesitas fidelizarlo y fortalecer el vínculo que os une. ¿Cómo? Cuidando de él, ofreciéndoles contenidos personalizados a través del email marketing, enviándole información de su interés, ofertas, descuentos y mucho más. Si después de la compra sigues aportando valor, estará más que dispuesto a comprarte.

 

Nuestras 6 recomendaciones Inbound

Ahora que conoces las 4 fases del Inbound Marketing, paso por paso, queremos dejarte nuestro legado. O mejor dicho, los consejos que deberías tener presentes en tu estrategia de Inbound Marketing para que siempre los lleves contigo. ¡Ahí van!

  • Entiende tu target antes de crear el contenido. ¿Qué le motiva? ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿Por qué comparte lo que comparte? ¿Qué contenidos le interesa?
  • Conoce los conceptos clave de la estrategia, desde el funnel de conversión (flywheel), el buyer persona y el buyer journey, hasta el social media y la medición de resultados.
  • Define KPIs y mide los resultados de tus acciones de marketing. ¿Qué funciona y qué no? ¿Cómo mejorar la estrategia?
  • Dale al contenido el valor que merece. Si no, nadie lo hará por ti.
  • Sé realista y no marques objetivos demasiado altos. Es mejor ir poco a poco, con los pies en la tierra y con objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales).
  • Contrata una agencia especializada en Inbound Marketing si no sabes por dónde empezar tu estrategia.

¿Te han quedado dudas? Suéltalas y llámanos cuando estés preparado para despejarlas. Sí, sí, has leído bien, porque en Occam Agencia Digital podemos ser tus aliados.

También te pueden interesar...

Occam, desarrollo web a medida en Madrid
¿Qué es transcreación en marketing internacional?
Sales enablement: mejora tu estrategia comercial