Skip to content
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing y Ventas

Diferencias entre un Whitepaper y un Ebook

Los Ebooks y los Whitepapers se han convertido en dos de las herramientas más útiles, demandadas y eficientes del Inbound Marketing. No obstante, debido a sus similitudes, entre las que destaca su formato de libro digital, tienden a confundirse. Aquí os dejamos unas pautas para comprender las diferencias entre estos formatos y así poder escoger el mejor para cada situación, problema o tema e implementar los resultados de tu estrategia de Inbound Marketing. 

Un Ebook es, a día de hoy, un formato bastante conocido. Es, en líneas generales, un libro digitalizado, un concepto que se aplica a novelas, poesía y teatro, pero también a ensayos y a cualquier otro formato en papel que pueda digitalizarse. Claro que los Ebooks a los que nos referimos en este artículo no son novelas. 

Por su parte, un Whitepaper es un archivo digital muy similar al Paper, al documento científico, ensayo o tesis que se publica en internet y cuyo contenido es riguroso, fiable y ha sido sometido a la comprobación de profesionales. Sería un paper un artículo de una revista científica trasladado a un pdf, una tesis, un trabajo de fin de grado, etc.  Un Whiteaper es un documento digitalizado al igual que un paper, pero cuyo contenido es una guía. 

La importancia del contenido: Similitudes 

Precisamente el contenido es el rasgo fundamental de ambos formatos. Tanto Ebooks como Whitepapers forman parte del Inbound Marketing, el marketing que atrae a sus clientes ofreciéndoles información. Dos de los modos más eficientes para ello resultan ser los Ebooks y los Whitepapers. 

Por supuesto, los dos documentos se encuentran en formato digital, dentro de webs, newsletters, correos electrónicos o artículos de blog. Usualmente se descargan haciendo click en un enlace, aunque no siempre resultan tan accesibles, a veces son contenido exclusivo que se ha conseguido dejando algún dato y convirtiéndose en lead, suscribiéndote a algún contenido adicional o similares estrategias que utiliza el marketing de contenido.  

Los dos documentos son escritos por personas o por una persona o entidad con un cargo, título o experiencia que avale su rigurosidad y fiabilidad. Esto es indispensable, sobre todo, en los Whitepapaers

Ambos formatos tratan de dar información a estos clientes, a cambio de atraerlos a la empresa, aunque el formato, el contenido y otros detalles entre ellos los convierten en dos cosas diferentes. 

Diferencias: 

En cuanto a la nomenclatura, cuando hablamos de Ebook hacemos referencia a un libro digital, mientras que un Whitepaper no llega a ser considerado un libro sino un documento. Esto se debe tanto a su extensión como al contenido. 

En lo que se refiere a la extensión, el Ebook es más amplio que el Whitepaper, que suele ocupar un máximo de 20 páginas, sin que esto sea una medida inflexible. Es así puesto que el contenido de un Whitepaper es un contenido más acotado, centrado y focalizado que el de un Ebook, que suele hablar de un tema de manera más amplia. Por ejemplo, un ejemplo de Whitepaper sería “20 herramientas para mejorar tu posicionamiento SEO”. En el documento aparecerían directamente las 20 maneras, herramientas, modos y pautas que debes implementar en tu web para mejorar el posicionamiento SEO. Apareceran paso a paso, con enseñanzas y detalles, pero no irá más allá. 

El mismo contenido puede aparecer dentro de un Ebook que se llame “La revolución SEO”. Dentro de este Ebook se hablaría de la nueva era del marketing en internet, de cómo los motores de búsqueda suponen la clave de la publicidad y la notoriedad de una página, cómo funcionan los motores, qué valores son importantes, etc. Y parte de ese contenido serían herramientas para mejorar el posicionamiento SEO. 

El asunto de un Whitepaper, por lo tanto, es más cerrado y suele consistir en una ruta o un mapa para conseguir un objetivo. Aún así, el Ebook suele contar con más elementos gráficos como fotos, infografías o similares. La amplitud del contenido del Ebook con respecto al Whitepaper hace, al mismo tiempo, que este primero sea susceptible de dividirse en capítulos o partes, algo que no ocurre en el Whitepaper pues el contenido está tan acotado y es tan directo que se considera solo uno. 

Debido a la especificidad del Whitepaper, este suele estar escrito con un vocabulario más técnico y formal que el Ebook, lo que no quiere decir que este último esté redactado de forma coloquial. Simplemente el tinte de guía o manual de instrucciones del Whitepaper obliga a quien escribe este formato a que gran parte del contenido sean tecnicismos. Por otro lado, quien desarrolla una idea de forma explicativa, puede permitirse el lujo de explicar cada tecnicismo necesario, haciendo que el conjunto de lugar a un texto con menos tecnicismos. Esta pequeña variación de lenguaje y contextualización hace, al mismo tiempo, que el Ebook sea un formato más comercializable, pues también es más accesible a mayor público. 

Es por este carácter de manual y guía para resolver un porblema que el Whitepaper está más orientado al B2B que el Ebook. B2B es el tipo de comunicación que se hace entre empresas, Business to Business. Aún así, también son muy populares los Whitepapers en la comunicación B2C, Business to Consumer. 

 

Contacta con nosotros

 

También te pueden interesar...

¿Cómo distinguir entre un blog y un vlog? ¿Cómo distinguir entre un blog y un vlog?
¿Cómo elaborar un plan de marketing? ¿Cómo elaborar un plan de marketing?
Consejos a seguir sobre cómo crear un buen podcast Consejos a seguir sobre cómo crear un buen podcast